Cómo construir tu producto o servicio en un proyecto de innovación

Muchas veces, cuando se trata con un proyecto de innovación centrado en desarrollar un nuevo producto o servicio, no se tienen muy claros los criterios sobre cómo se debe construir y cómo poder resolver una problema que de sentido a la propuesta de valor.

Ayudando a varias empresas, la creación o definición de un servicio o producto siempre lo había dejado a la intuición y creatividad cuando se define de forma completa la propuesta de valor. Hasta ahora, no había considerado necesario nada más que comentar a los equipos de trabajo porque consideraba que se tenía la información suficiente para comenzar a desarrollar o definir todas y cada una de las características a definir. Esto me ha cambiado desde que leí la entrada de blog “Training your product intuition”, de Merci Victoria Grace, que me ha supuesto un punto más para generar una propuesta de solución (tanto producto como servicio) a definir.

Construir producto servicio proyecto innovación

Banco de imágenes de Pixabay, autor Devanath

Cuando se está trabajando en la definición, hablando con diseñadores industriales (un segmento curioso de conocer) ninguno me apuntó a nada más que a su propia creatividad o la intuición, tomando la información recogida en el proceso de documentación y empatía, como generar un resultado adecuado. Por este motivo, siempre habíamos pensado que esta intuición procedía de una visión cuasi “celestial”, pero como todo en cualquier proceso, es cierto que se puede validar con anterioridad si la resolución al reto es la adecuada.

La idea cuando se defina el producto o servicio, es ir construyendo basándose en capas, siendo necesario realizarse estas preguntas cuando se definan características. Estas capas, de la más profunda a la más externa son:

  • Pensar en nuestro usuario o cliente. Es el primero en quien se debe pensar. Toda la información y características que se definan deben tener un motivo o un sentido para nuestro usuario o cliente. Pensar en aspectos relacionados con Dónde vive, Dónde trabaja, Cómo va a utilizar mi producto o servicio, etc., si se entiende que no les aporta nada a ellos mejor no lo incorpores ni valores, pero si lo hace y se tiene consciencia del valor que crea, no dudemos en incorporarlo.
  • Problemas y oportunidades. Una vez que una característica del producto o servicio se entiende que aplica a nuestro usuario o cliente, se debe identificar si resuelve los dolores o problemas que se han identificado o cualquier otro que ha quedado oculto o tapado por ser varios en uno. Es importante pensar fuera del contexto, ya que pueden aportar nuevas oportunidades para generar nuevos negocios, pero sin perder el foco donde centrarnos.
  • Cómo y dónde se utilizará nuestro producto o servicio. Poner en situación empatizando con los usuarios o clientes nos puede dar mucha información sobre características o aspectos a valorar de la solución que se esté aportando. Pensar en ellos o identificar situación o el lugar (así como si hay algún dispositivo para poderse usar) puede aportar mucha información para validar la solución.
  • Pensar ya en el producto o servicio. Entender y aportar soluciones o características ya recreando la propia imagen o sensación que se desee adquiera el propio producto o servicio. En estos aspectos puede poner aspectos como imagen, marca…

Con este orden, se deben validar los distintos aspectos o características a implementar, identificando de forma secuencial los principales aspectos a desarrollar y preguntando al propio diseñador si la creación generada cumple de forma adecuada las expectativas.

Por lo tanto, aunque se trabajen con distintas metodologías o formas de pensamiento, como son Lean Startup, Customer Development y utilizando el Pensamiento de Diseño (Design Thinking), se puede explicar a los creadores o diseñadores qué aspectos y criterios se deben cumplir para generar un producto o servicio adecuado en el proyecto de innovación.

 

También te puede interesar…

 
Proyecto de innovación Innovación vs creatividad El ROI de un proyecto de innovación

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *