Para que o para quién:

Los propietarios de pequeñas empresas y negocio son, al mismo tiempo, directivos, comerciales, gestores, contables y hasta recepcionistas. La multiplicidad de roles y de tareas deja poco tiempo en el día a día para dedicarse a la planificación estratégica, la visión del negocio, el horizonte a futuro,….Y sin embargo es ahí donde tendrían que dedicarse con más ahínco. Si además están inmersos en un proceso de implantación de un proyecto complejo (el lanzamiento de una nueva línea de actividad o un nuevo producto, la implantación de nuevas herramientas tecnológicas, etc.), la cosa se complica mucho más. Es aquí donde entra este servicio de acompañamiento de COCREANET, para ayudarles con la gestión, coordinación y seguimiento de esos proyectos más complejos.

 

Cómo funciona:

 

Se trata de un proceso de soporte y consulta que ayuda al gerente / directivo a coordinar los recursos que entran en juego en un proyecto en ejecución, a planificar los tiempos y a resolver las incidencias durante su implantación.

Nuestro trabajo de consultoría empresarial, en el que habremos preparado los planes estratégicos y de puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales y del negocio, se ve completado de esta forma con la actuación necesaria para implantar y/o desarrollar esas iniciativas.

La combinación de una consultoría empresarial clásica con el servicio de acompañamiento potencia el efecto de apoyo y soporte a nuestros clientes, extendiéndose, si ellos así nos lo piden, a todas las fases del negocio: desde la toma de decisión sobre la idea hasta su puesta en marcha operativa.

 

Ventajas:

 

Las pequeñas empresas no suelen contar con sobredimensionamiento ni en su estructura ni en sus recursos humanos; una tarea compleja sobrevenida y adicional al funcionamiento normal del negocio, puede alterar profundamente las funciones que desempeñan los departamentos y las personas, causando retrasos e ineficiencias. COCREANET se propone facilitar la ejecución de esos proyectos coyunturales complejos para que la empresa pueda seguir operando al mismo tiempo y los cambios planificados se integren eficazmente.

 

 

caso de ejemplo

Foto cc by Rafael Robles Foto cc by Rafael Robles

Coordinación de programa con proyectos complejos involucrándonos con el cliente entendiendo sus objetivos y traduciendo al lenguaje técnico para alcanzarlo.

Caso ejemplo

 

Te contamos el caso de una escuela de formación que se constituyó hace más de 20 años para dar respuesta a la creciente demanda de preparación para las distintas oposiciones a la Administración. Por sus aulas han pasado miles de alumnos y ha gozado de prestigio en la Comunidad de Madrid por el buen nivel de aprobados. Hoy día cuenta con varias sedes en distintos municipios de la región.

Cuando las oposiciones empezaron a ser un “rara avis”, la Escuela empezó a impartir otro tipo de formación más centrada en profesiones. Tampoco le ha ido mal en ello hasta ahora pero se considera algo estancada, además siente que le acechan múltiples peligros. Su director y propietario lo sabe y le preocupa pero no sabe cómo salir de esta situación. Con este planteamiento empezamos a trabajar con él.

Aparte de todo, nos contaba el director que los últimos 2 años había estado tan ocupado intentando que el servicio al cliente fuera cada vez más completo, que el banco le prorrogase la línea de crédito, que los proveedores le concediesen algún tiempo extra de plazo en los pagos… que tenía la sensación de haber perdido el rumbo de su negocio. El problema es que se ha desdibujado su propuesta de valor – una y mil veces modificada sobre la marcha y “a demanda” de las necesidades del momento – y ha perdido la referencia de su visión.

En una fase inicial, trabajamos el aspecto de consultoría, definiendo claramente cuál es su propuesta de valor, enfocándonos en oportunidades y detectando nuevas necesidades sin resolver en su campo. A partir de ahí, redefinimos un modelo de negocio que se está quedando obsoleto, teniendo en cuenta siempre las perspectivas que los propietarios quieren explorar. En definitiva, proponemos una transformación que tiene en cuenta nuevas necesidades, nuevo canales, etc.

En la siguiente fase, se trata de poner en marcha todo lo planeado en la fase anterior. Aquí es donde entra en juego el servicio de acompañamiento, coordinando distintos actores, planificando la implantación de nuevos servicios, organizando los nuevos canales de comunicación, etc.

 volver arriba