Emprendimiento social mantenible: las otras startups

“¿Cuál es el objetivo de tu startup? Hacer un mundo mejor.” El emprendimiento social mantenible es otra forma de ver y de generar tu propio negocio. No todas las startups tienen que buscar salidas y ventas millonarias, algunas “sólo” se conforman con ser rentables y hacer la vida más fácil a la gente.

Hay veces que leyendo noticias, revistas, informes, etc. vemos que se ha generado una cultura de emprendimiento basada en criterios económicos, pero, ¿en la vida sólo tiene valor el dinero? ¿Da igual lo que la nueva empresa genere a la sociedad? Es cierto que muchas veces, hablando con los emprendedores, nos detallan que han sido problemas personales o vivencias traumáticas las que les han hecho lanzarse a ser emprendedores, para dar respuesta a esas necesidades no cubiertas.

emprendimiento social mantenible

Banco de imágenes de Creative Commons, autor Moyan Brenn

Cuando estamos impartiendo cursos de emprendimiento, sobre todo cuando hablamos de posibles métricas de inversión, algunos emprendedores nos preguntan, “Con mi idea puedo hacer un negocio rentable, ¿pero por qué no es invertible?” Los negocios deben ser rentables (que generen beneficios a sus creadores) pero quizá no puedan ser invertibles, ya que en muchas ocasiones, el nivel de beneficio entre distintos ejercicios no es de rápida escalada, sino más bien escalonada y con cifras de crecimiento más bajas.

Con estos datos, este tipo de negocios puede ser perfectamente válidos si lo que buscamos es algo mantenible en el tiempo… y con una característica fundamental: si crecemos a base de clientes, si hacemos mantenible nuestro negocio con el pago de los servicios o productos que ofrecemos, siempre será de nuestra propiedad y nadie podrá redirigirla a algo que no querríamos cuando nos lanzamos a esta aventura.

Dentro de este tipo de emprendimiento, algunos pueden ayudar a personas que no tienen todas las posibles comodidades que se pueden tener en una ciudad, haciendo llegar productos de primera necesidad a aldeas solitarias y apartadas. Este es el caso de “la exclusiva” cuyo objetivo es conseguir llevar estos productos a pequeñas aldeas alejadas y habitadas de forma mayoritaria por personas mayores de la provincia de Soria. Estoy seguro que tanto Hugo como Victoria (sus creadores) no se habrán planteado montar un negocio para desbancar a Amazon PrimeAir para este tipo de solución logística, pero seguro que sí para ayudar a los clientes de la multitud de aldeas que visitan. Sus ventas nunca llegarán a convertirse en beneficios espectaculares, pero estamos seguros que podrán tener un negocio capaz de que vivan dignamente y ayudar a un montón de personas con un problema de exclusión muy grave.

Otro ejemplo que nos encanta es el caso de Koiki. Aitor Ojanguren, que ya era un emprendedor de éxito, decidió lanzar su proyecto para ayudar a dos tipos de personas: los primeros, aquellos que cuando compran online desean recibir su pedido a una hora determinada; y los segundos, a personas con problemas de exclusión social, para darles una oportunidad de incorporarse al mercado laboral. Su objetivo, tal y como nos comentó, era crear un negocio que solucionara un problema que era la recepción de las compras en canal ecommerce y que, además, devolviera a la sociedad un valor o la intentara hacer mejor. Tras hablar con él, nos comentó que ya estaba en Madrid y Barcelona, pero su plan era que estuviera en las principales ciudades de España en un plazo relativamente corto. Su objetivo fundamental, en mi opinión, es hacer un negocio rentable, pero que el principal valor sea dar la oportunidad a estas personas de hacer algo valioso, con lo que conlleva a familiares, amigos y resto de personas del entorno de los repartidores.

En ambos casos o en otros muchos más, también han trabajado con propuestas adaptativas como es Lean Startup y Customer Development, capaces de ir validando el encaje del problema con una solución adecuada y que de satisfacción a los clientes y el siguiente paso, que es identificar el canal y el coste de adquisición de sus propios clientes. Por lo tanto, el proceso de búsqueda del modelo de negocio se encuentra con los mismos condicionantes y problemas que cualquier otra startup, pero valorando de una forma muy importante el objetivo social que alcanzan, siendo este uno de los principales indicadores que también se quieren ver como elementos de referencia de este tipo de negocios.

Si os dais cuenta, este tipo de emprendedores también tienen un objetivo (muchos de estos proyectos tienen como idea crear un autoempleo) por el que tendrán que competir con el mercado y con un montón de problemas a resolver, pero su fin será ayudar a colectivos vulnerables a salir adelante y además, ser mantenibles en el tiempo.  Para algunos, tal y como decía el médico ingles Thomas Browne, “El que tiene lo bastante para poder hacer bien a otros, también es rico”.

 

También te puede interesar…

Empresas con valores: diferente Lean Startup en entornos rurales Negocios “normales”: management

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *