En la sociedad actual donde se desenvuelven las empresas, cada vez más, los clientes quieren relacionarse con nuestras empresas por muchos canales. Estos canales suelen ser digitales y de acceso rápido y sencillo, requiriendo que estemos preparados y den respuesta puntual y eficaz.

Conversión omnicanal y experiencia de cliente

Conversión omnicanal y experiencia de cliente

En esta situación, habitualmente se cree que montando una página web con contenidos fijos y tener una página en redes sociales sin mucha atención se hace todo. Evidentemente, esto no resuelve nada y no da los beneficios que nuestros clientes y nosotros mismos esperamos. No consiste en adaptar nuestro servicio, si no en transformar la empresa para dar soluciones ágiles a nuestros clientes, independientemente de cómo se comunique y requiera nuestros servicios o productos, ofreciendo una experiencia única y convirtiendo nuestra empresa multicanal.
Por lo tanto, para conseguir este objetivo, se debe redefinir el servicio o producto, manteniendo las mejores prácticas de nuestra empresa y adaptarlas a todos los medios posibles de comunicación con el cliente, independizando el canal (venta física, online, telefónica,…) por donde provenga.
Para eso, elegir las tecnologías, herramientas, canales y formas de comunicarnos es básica, además de conseguir que las emociones de los clientes en los momentos clave de decisión de compra por parte del cliente no sean sólo satisfactorio, sino que su expectativa quede sobrepasada por el servicio o producto ofertado, consiguiendo una experiencia memorable de compra, la cual conseguirá fidelizar (aún más) a nuestros clientes.
Por eso, desde cocreanet se estudia la cadena de valor y de dan propuestas a nivel de promoción, rediseño de operaciones y de la atención al cliente, preparándolas para ser gestionadas desde multitud de dispositivos (omnicanalidad) y dejándolas preparadas para cualquier propuesta nueva que aparezca, centrándonos en los clientes y su experiencia de compra.