Fairness opinion o auditoria para negocios como startups

Fairness opinion es un concepto que hace referencia a una auditoría independiente con el objetivo de cualificar y cuantificar negocios, incluso, startups. El objetivo es tener una validación y valoración independientes para cuantificar el riesgo y el capital, de cara a hacer frente a una ampliación de capital o, incluso, un proceso de adquisición o fusión por otra entidad.

Santi, Marina, pero vamos a ver…¿cuánto cuesta mi negocio?” Esta es la pregunta que de forma habitual me hacen muchos equipos de startups con proyectos muy innovadores y disruptivos cuando comienzan a crecer y necesitan incorporar dinero como capital y así dar respuesta a sus necesidades operativas de fondos para la operación requerida por clientes o por su propio desarrollo operativo.

Fairness opinion auditoria startup negocio

Banco de imágenes de Pixaby, autor StockSnap

La solución puede ser muy variable y, en muchos casos, depende de elementos y percepciones muy subjetivas. En todos los proyectos donde se trabaja con innovación, hay un aspecto fundamental que es necesario identificar y es la incertidumbre. Aquí es donde aparece la subjetividad de los criterios, y suele consistir en cómo se relaciona esa incertidumbre con los riesgos que puede tener el modelo de negocio.

En los entornos financieros, como boutiques M&A, que son los encargados de gestionar las ampliaciones de capital y están dentro de procesos de compra-venta de empresas, siempre han contado con un instrumento o herramienta para obtener una auditoría (casi siempre financiera) denominada Fairness opinion la cual cuantificaba el modelo de negocio y sus activos por un tercero independiente.

¿Qué sucede cuando se trata de una startup? Básicamente que no hay un escenario claro de clientes, de facturación estimada, de coste de operación consolidados, ya que el modelo de negocio depende de los riesgos del negocio que son despejadas por las hipótesis validadas en el mercado de varios aspectos, como son el segmento de cliente,  propuesta de valor, etc. que son la propia base de la incertidumbre que todo proyecto de innovación tiene que resolver.

Por lo tanto, intentar proyectar los ingresos y gastos en que se incurrirán es un proceso casi imposible, ya que como cualquier proyecto de innovación realizado de forma eficiente, nos enfrentamos al dilema de buscar una solución con un enfoque predictivo, cuando son métodos evolutivos mucho más orientados al conocimiento validado, tal y como se definen con un enfoque basado en Design Thinking, por lo cual, se deben identificar aquellos aspectos que pueden tener más riesgos para cumplir con el plan.

Con todos estos aspectos, es lógico que cuando los fundadores de una startup (recordemos que la mejor definición de startup es aquel negocio sin el modelo de negocio validado) es cuantificada, si aplicamos métodos como descuento de flujos de caja, el cual se aplica en modelos de negocio validados, las cuantificaciones serán erróneas (suelen dar valores mucho más altos, a los cuales se agarran los fundadores), pero si utilizamos otros métodos como basados en 5x , en función de las necesidades o del momento del proceso de búsqueda de financiación, supone tener una aproximación un poco tosca y no muy afinada de la cuantificación del nuevo proyecto.

Por este motivo, cuando se hace el proceso de auditoría, es necesario identificar aquellos riesgos del modelo de negocio basados en el conocimiento de la evolución adecuada de un nuevo proyecto, valorando el posible impacto que pueden tener las posibles incertidumbres pendientes de validar, de tal forma que se puedan identificar tres escenarios (muy optimista, normal y muy pesimista) y realizar una ponderación por el nivel de riesgo identificado. De esta forma, se consigue tener una idea muy aproximada de la evolución del negocio, además de poder tener una serie de criterios relevantes para la posterior inevitable negociación.

Además de todo esto, identificar el activo tecnológico o científico en que se basan, pueden ser fundamentales para posteriores usos por parte del comprador, aún en el caso cuando el modelo de negocio no fuera rentable económicamente.

Por este motivo, cada vez es más necesario tener una auditoría externa o Fairness opinion capaz de cuantificar, previa cualificación del modelo de negocio, para conseguir un valor independiente de cara a la posterior negociación.

 

También te puede interesar…

 
Validar inversión en startups (ebook) Financiación e innovación Roadmap de innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *