Innovación para liberar el talento de las personas

Los proyectos de innovación que se desarrollan en las empresas deben encargarse de liberar el talento de las personas. Este talento es un bien escaso, por lo que cuanto más tiempo se aplique a tareas creativas, más riqueza y valor aportan al negocio.

Siempre que hemos trabajado en proyectos de intraemprendimiento, fomentando la innovación en empresas ya consolidadas, nos encontramos con una reticencia de muchos trabajadores al entender que si se optimizan procesos, o bien, se buscan nuevas formas de trabajar, su puesto de trabajo y poder podrá ser amortizado. Este hecho está presente y no sin motivo. Muchos directivos de empresas han pensado que eliminando procesos u optimizándolos utilizando proyectos tecnológicos tenían una posibilidad de reducir un coste tan importante como es el coste de personal.

Innovación talento personas

Banco de imágenes de Pixabay, autor PublicDomainPictures

Esta estrategia supone una política nefasta para las empresas a medio y largo plazo, aunque de momento les suponga una liberación, y tiene un motivo fundamental según nuestra forma de proceder. Para muestra un botón. Cuando iba a una oficina bancaria, la cual se encontraba justo al lado de mi casa y la persona, Montse, me reconocía, sabía casi a nivel de detalle mis características, mis necesidades, mi historia y casi, casi, hasta mis entretelas…; cuando nos ponemos a hablar de dinero, quizá por esa falsa sensación de pudor que tengo, me parece un tema confidencial y del que no suelo hablar con mucha gente, y con quien lo hago, debe ser de confianza. ¿Qué ha sucedido cuando han cerrado esta oficina y me dicen que lo haga online? Realizo una operación sin personalizar, mucho más rápido pero sin interacción humana, consiguiendo una fidelidad ínfima, porque me da igual hacerla con esta App o con otra similar. Es cierto que han disminuido en coste, pero pierden la fidelidad con un cliente y otros, no con habilidades tecnológicas, pierden el oído, las sensaciones, la confianza y lo que les importará más a largo plazo: su dinero en esas cuentas.

Por eso, cuando desarrollamos un proyecto interno de innovación, se deben generar una serie de sinergias capaces de optimizar procesos consiguiendo dos aspectos fundamentales en uno: eliminar tiempos de procesamiento automático. Esto supone que se generan espacios de tiempo libre para nuestros colaboradores, consiguiendo liberar algo precioso y muy preciado para aquellos que lo sepan utilizar, horas de procesamiento humano o como decía mi profesora Muñoz-Seca de operaciones, liberar horas de cerebro de obra.

Esta liberación debe enfocarse para lo único fundamental y relevante para las organizaciones: aportar valor al cliente. Aportar valor es ofrecer nuevos productos, mejoras de los actuales, seguir optimizando los procesos y generando una mejor experiencia a los usuarios y clientes. Cuando se realizan estas acciones, no sólo se consiguen mejores resultados al aportar valor a los negocios, sino que se genera un clima en el cual los propios colaboradores son capaces de aportar valor y de liberar a la organización de cargas repetitivas, a sabiendas que serán utilizados para otro tipo de soluciones y de proyectos que puedan generar nuevas motivaciones, con la seguridad de que si el proyecto sale, no tendrán la soga puesta para terminar en el INEM.

Esta última propuesta estratégica genera una empresa que conseguirá introducir dentro de su cultura la innovación continua, sin ninguna mirada extraña ni recelosa para con los colaboradores, además de conseguir aumentar las líneas de negocio u optimizar las actuales hasta niveles insospechados.

Por este motivo, cuando la dirección de organizaciones consolidadas piensan en las mejoras de la innovación y la tecnología, se debe realizar por parte de los que estamos relacionados con la decisión una pedagogía sobre la optimización de las personas, que como bien se ha dicho, son los que conforman las empresas y son las caras visibles de nuestra organización. Por lo tanto, como resumen, innovación corporativa para conseguir mejores resultados por las personas.

 

También te puede interesar…

   
Innovación y talento Primero: las personas Experiencia de usuario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *