Lo que las redes sociales han hecho por la comunicación

Se habla de sustitución de un mundo real por un mundo virtual, de torpeza en la expresión escrita y dificultades en la expresión oral, de deshumanización… No queremos entrar a un tema tan peliagudo, vamos a hablar ¿simplemente? de comunicación.

No es difícil encontrar artículos que argumentan la supuesta pérdida que el uso masivo de las redes sociales representa para las relaciones humanas. Se habla de sustitución de un mundo real por un mundo virtual, de torpeza en la expresión escrita y dificultades en la expresión oral, de deshumanización… No queremos entrar a un tema tan peliagudo, vamos a hablar ¿simplemente? de comunicación. ¿De verdad hemos perdido tanto? Veamos…

lo que las redes sociales han hecho por la comunicacion

Banco de imágenes de Creative Commons, autor Real Distan

Para empezar, las redes sociales resultan accesibles a prácticamente todo el mundo (hablamos de países desarrollados, evidentemente la cuestión requiere otros matices para otras zonas del mundo). En el concepto de accesibilidad estamos englobando cualidades como: alcance tecnológico, coste, facilidad de uso… Un dispositivo común, como puede ser un smartphone, y una conexión a Internet (que muchas veces se ofrece incluso gratuita – en zonas WIFI de libre acceso, por ejemplo -) son suficientes para iniciar una conversación a través de las redes sociales.

Lo anterior, además de un magnífico ejemplo de democratización de la tecnología, representa una oportunidad de relación y de comunicación como nunca antes en la historia de la humanidad. Un poco más allá: les ofrece a las personas una capacidad desconocida hasta ahora de organizarse en torno a intereses compartidos y alcanzar, como grupo, la posibilidad de llegar a los núcleos de poder. Cualquiera de nosotros, en cualquier lugar, puede iniciar y/o liderar un movimiento con opciones de ser escuchado precisamente por su capacidad aglutinadora. Algunos ejemplos ya conocemos.

Esta oportunidad de empoderamiento de la gente corriente, tanto a nivel de grupo como a nivel individual, es quizá una de las grandes aportaciones que las redes sociales han hecho a la comunidad y a la comunicación. Se habla de la conversación de las marcas con sus clientes, pero no olvidemos que se trata de herramientas multidireccionales, y eso significa que, como consumidores, como clientes, como usuarios, como ciudadanos, tenemos la posibilidad de comunicarnos con las entidades y las organizaciones a través de plataformas que nos equiparan, de tú a tú.

Tal vez sea por esa capacidad multiplicadora (viralizadora) unida a esa combinación (diseñada ad hoc de cada usuario) de anonimato y popularidad, por lo que, la comunicación es más que nunca personal, emocional. Y la comunicación emocional sabemos que genera empatía. Las marcas utilizan esta cualidad para generar engagement con sus clientes. Pero no sólo el marketing se beneficia de ello: las personas se sirven también de esta característica para buscar y relacionarse con quienes se sienten identificadas. Las redes sociales pueden ser una herramienta con la que lanzar un pulso a la soledad, esa soledad que muchas veces no tiene nada que ver con la presencia física, sino con el sentimiento de cercanía (aunque disten miles de kilómetros de distancia): un oasis en mitad del desierto.

Al hablar de proximidad aparece otra de las grandes oportunidades que se abren gracias a las redes sociales: la capacidad de estar al mismo tiempo en lo local y en lo global. La generación millennial maneja como nadie esta dualidad. La comunicación en red suele surgir en el entorno más cercano (compartir con amigos reales las fotos de la última excursión o fiesta; continuar la conexión más allá de la compañía física…) pero, una vez iniciada en lo local, se convierte inmediatamente en global. Y al revés también sucede: lo que ocurre de manera global tiene una repercusión inmediata en lo local. Comunicarse de esta manera es, sencillamente, fantástico.

Por tanto, como herramientas, las redes sociales nos permiten estar comunicados con cualquiera (y con muchos al mismo tiempo), en cualquier lugar (aquí y allí a la vez), en cualquier momento (y sin necesidad de interrumpir la conexión). ¿Alguna vez había existido tanta comunicación? Definitivamente, al menos en lo cuantitativo, no.

También te puede interesar…

Gestiontribusredessociales microsegmentacion En corto...Cocreanet
Gestión de tribus en RR.SS. Microsegmentación En corto… Cocreanet II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *