Mentor Lean Startup: ¿para qué me sirve?

Mentor Lean Startup: un faro para iluminar en su camino a los emprendedores en las zonas menos conocidas de su nuevo negocio.

Necesito hablar contigo antes de volver a Madrid.” Éste fue el mensaje de Pablo justo antes de terminar el eshow de Barcelona del mes de marzo. Yo estaba expectante porque no sabía nada sobre cómo le había ido después de la sesión de mentorización que hicimos para conseguir que su idea de negocio comenzara a rodar. Pablo había descubierto para qué le servía un mentor Lean Startup.

Mentor Lean Startup

Banco de imágenes de Creative Commons, autor Richard Leonard

Cuando nos encontramos, su cara era de alegría: yo le había sugerido durante el encuentro de mentorización (acompañamiento como mentor Lean Startup) que era prioritario validar y encontrar qué problemas tenían los Ecommerce actuales que no estuvieran satisfechos con la oferta actual del mercado, de tal manera que sus ideas fueran capaces de solucionar esos problemas de una forma mucho mejor. “Por fin he visto que hay una luz a la que seguir y un camino a recorrer para sacar la idea adelante. Tengo que ser capaz de asimilar todo y continuar con el proyecto, pero mucho más enfocado que antes.” Su entusiasmo era patente y mi satisfacción no tenía fondo.

Qué distinta era esta imagen a la del equipo emprendedor que habíamos visto sólo unos días antes. Entonces, no sabían cómo continuar, a qué dedicarse, cómo seguir con su idea hasta convertirse en un negocio viable y rentable en el futuro. Al principio, nos habían contado cómo habían intentado enfocarlo, nos dijeron que antes ya habían intentado hablar con otros consultores, pero que no querían lecciones magistrales ni que tomaran decisiones por ellos. Querían sacar adelante su negocio con sus propios criterios e ideas. Les comenté que no teníamos verdades absolutas, que no hay reglas mágicas para sacar su negocio adelante, pero que con nuestra experiencia (como emprendedores e intraemprendedores), nuestros propios negocios y nuestro método apoyado en la lógica Lean Startup, intentaríamos que no hicieran nada que fuera un fracaso por adelantado, gastando su poco dinero en un tiro que no sabíamos a priori si iba a funcionar. Nuestra propuesta es la de dar las pautas a seguir para conseguir llegar a la meta, pero a esa meta se puede llegar por varios caminos que dependerán únicamente de sus decisiones. Tardarán más o menos, será más laborioso o enrevesado, pero podríamos llegar a una meta.

Tras terminar las primeras sesiones de mentorización, nos confesaron que lo habían intentado antes, pero que el resultado con otros mentores no les había gustado. Ellos querían sacar un negocio rentable, pero con sus criterios, sus valores y su forma de trabajar, no querían ser constantemente criticados por ello como les había ocurrido con otros consultores. No querían copiar dinámicas de otros negocios, ni de otras personas, ni sentirse menos que los demás.

Es un error por parte de los mentores el intentar imponer un camino como si fuera el único válido y posible. Quizá con más experiencia en negocios más variados, habiendo trabajado en otros entornos y empresas, el resultado obtenido no sea alcanzar muy rápido rondas de inversión. Eso está bien sólo cuando es imprescindible. No es necesario llegar a estas rondas para saber que tu negocio va como un tiro, ya que los indicadores nos pueden dar esa valoración de una forma más objetiva y sin necesidad de hipotecar el futuro de tu propio negocio.

Una de las principales motivaciones para lanzarse a emprender es la necesidad de forjarse el propio camino, con tus propios objetivos y motivaciones, criterios y circunstancias. Una cosa es guiarte con un método para encontrar el camino, y otro muy distinto es obligar a coger otro camino que, aunque parezca que funciona, nadie ha probado previamente donde termina. ¿Esto significa que no haya dudas que resolver o consultar a tu mentor? Por supuesto que no. Siempre podrás consultar en momentos de duda sobre qué haría en tu lugar de emprendedor. Para muestra un botón: en el proceso de Customer Development, en el periodo de encaje producto-mercado, una pregunta que nos realizan es cuáles serían los canales de venta y el orden de priorización. Este ejemplo puede ser una hipótesis realizada conjuntamente entre ambos, ya que la experiencia nuestra como mentores y tu idea de promoción pueden hacer un mix de canales curioso que puede afectar a otros aspectos como es la comunicación de promoción.

Por lo tanto, la mentorización debería significar guiar a los nuevos emprendedores a forjar su propio camino para hacer un negocio viable, basándonos en métodos de creación de negocios probados y testados con tu propia experiencia como intraemprendedor o emprendedor externo. No se trata de dar lecciones magistrales, sino que debe ser capaz de aclarar la incertidumbre de un nuevo negocio ajeno con metodologías conocidas, pero sin imponer nunca un criterio. Mentorizar no es tener la capacidad de decidir el futuro y el camino de un nuevo negocio, si no ser capaz de iluminar en zonas no conocidas para los emprendedores.

Decía el viejo profesor y alcalde de Madrid, Don Enrique Tierno Galván algo que para estos casos me parece muy significativo y explicativo. La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa y que le permite, sin notarlo, ir tomando buena dirección”. Nada mejor que esta cita para explicar cómo debe ser en nuestra opinión un buen mentor Lean Startup para conseguir que los nuevos negocios crezcan, pero no a la imagen del mentor, si no con el toque personal de cada uno de los emprendedores. No sé si lo conseguiremos, pero al menos, lo seguiremos intentando.

 

También te puede interesar…

Logica de negocio Lean Startup Las fases por la que transita tu idea hasta convertirse en un negocio Cuando la ignorancia se convierte en un problema que impide avanzar tu negocio
Lógica de negocio Lean Startup Fases de la idea al negocio Cuando la ignorancia es un problema

2 comentarios sobre “Mentor Lean Startup: ¿para qué me sirve?

  1. Gran artículo! al emprendedor hay que darle pautas y sobre ellas, decidir el mismo, pero si marcarle la ruta como mentor y más en este tipo de metodologías que considero, en mi humilde opinión, que deben estar presente como apoyo a los emprendedores. Hay que adaptarse a ellas, son el presente, y el que no quiera verlo, mal camino llevará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *