¿Mentores de sector o mentores de enfoque (Lean Startup)?

Los mentores son un apoyo profesional consultivo para montar un negocio, muy importante si además sigues la metodología lean startup.

En conversaciones iniciales, algunos emprendedores nos trasmiten su desconfianza hacia los mentores. A veces, se trata de experiencias fallidas y en otros casos es simplemente la sensación de bastarse por sí solos. Es muy loable el intento de valerte por ti mismo para lograr tu objetivo empresarial. Pero, por nuestra trayectoria profesional y la experiencia propia, contar con alguien de confianza que te apoye, a quien puedas consultar dudas y en un momento dado hasta inseguridades, es muy valioso.

mentores lean startup

Banco de imágenes de Creative Commons, autor debaneek datta

Cuando el motivo de negarse a recibir ayuda tiene que ver con una experiencia previa poco satisfactoria, hemos constatado a veces que esta situación se corresponde con haber intentado reproducir, calcándole, un modelo de éxito. En sectores como el tecnológico es algo muy común y quizá tiene que ver con un planteamiento erróneo de partida: buscamos la similitud en el sector en vez de buscarla en el enfoque o la filosofía corporativa.

Todas las empresas (Startups, grandes compañías, negocios tradicionales…) tienen un ADN, una cultura, que en sus fases iniciales les es trasmitida directamente de su equipo fundador. De ahí que, a la hora de buscar socios para formar ese equipo, se recomiende contar con gente con la que existe una cierta visión compartida: filosofía de trabajo, propósito o visión de empresa, y, en cierto modo, hasta filosofía de vida.

A lo largo del proceso de construcción, en las fases de crecimiento y después, cuando la empresa empieza a consolidarse, se va forjando esa cultura corporativa a partir de los criterios de sus líderes (equipo fundador, CEO, socios que participan). Es imposible reproducir un caldo de cultivo interno porque cada persona y cada equipo son únicos e inigualables, para bien y para mal. Cuando decimos “para bien y para mal”, estamos afirmando precisamente que esa idiosincrasia opera decisivamente en el resultado.

Nosotros, que defendemos fervientemente la construcción de negocios siguiendo el método científico (lean startup), somos conscientes que las empresas no se crean en condiciones de laboratorio donde todas las variables están controladas: la variable “identidad corporativa” no se puede imitar. Como tampoco son reproducibles todas las variables de entorno (que también favorecieron sin duda alguna un caso anterior de éxito). Construir un negocio es encontrar metódicamente los patrones propios que le hagan funcionar. Además, es una de las satisfacciones más grandes que se pueden obtener en tu evolución personal y profesional como emprendedor – empresario.

Me recuerda al caso de un navegante que preguntaba a su antecesor (el cual ya había conseguido la hazaña antes) sobre los horarios seguidos, las rutas empleadas, la climatología encontrada… Cuando el marinero seguidor comenzó su andadura, los criterios imitados del primero le estaban suponiendo muchos problemas, ya que eran completamente opuestos a sus formas de vida, su forma de patronear e incluso, al barco que había elegido para completar su travesía. Arribado al primer puerto (creo que era en las islas Canarias), un viejo pescador le aconsejó adaptarse a su propio barco, a sus principios y a sus horarios, y sobre todo, al estado de la mar que se fuera encontrando cada día. Oídos los consejos, continúo ruta, comenzó a seguir sus propios criterios y, a base de prueba y error, además de aprender a capear los temporales, consiguió completar su travesía alrededor del mundo.

De igual forma que el marinero, los emprendedores tendrían que buscar el consejo de mentores no tanto intentando imitar patrones de éxito dentro del mismo sector (lo cual no quiere decir que no busquen, cuando lo necesiten, un apoyo profesional consultivo para cuestiones técnicas o empresariales específicas), sino quiénes mejor les puedan ayudar a encontrar su propio camino.

Nosotros no somos coach (aunque también hemos conocido en carne propia las ventajas de contar con buenos profesionales de este sector) y nuestro consejo, al hablar de “camino” está desprovisto de espiritualidad. Hablamos de camino para referirnos al proceso iterativo de construir negocios científicamente. Un proceso basado en hipótesis, en realizar pruebas que den validez al producto o servicio que estamos creando (aprendizaje validado) y en favorecer el pivotaje en caso de necesidad. Esas son las herramientas de navegación que tiene que aprender a manejar el emprendedor para encontrar su patrón de éxito: Customer Development y Lean Startup.

Por si todo lo dicho hasta aquí fuera poco, la experiencia nos enseña que para conseguir el éxito a veces se deben tomar caminos nuevos, basándose en hipótesis completamente disruptivas, nada se puede dar por sentado. Incluso hay ocasiones en las que propuestas de un sector se pueden adaptar a otros totalmente distintos, suponiendo una ventaja competitiva respecto a la competencia.

Para muestra de lo anterior, un botón: en el mundo del ecommerce, hasta hace muy poco tiempo, el principal valor de una tienda solían ser los procesos que se daban al cliente, acompañados de acciones de marketing online y offline, propuestas de contenidos, etc. Desde no hace tanto, algunos players han comenzado a optimizar sus procesos internos, tomando prestadas actividades como la gestión de suministros tal y como lo hacían las cadenas de montaje de automóviles e implementado un modelo cross-docking, de esta forma han conseguido optimizar hasta niveles insospechados los costes, repercutiendo directamente sobre la cuenta de resultados.

Según la experiencia, desde un gabinete de abogados hasta un ecommerce de productos para público juvenil han conseguido alcanzar la odisea de hacerse rentables siguiendo un método de trabajo como Lean Startup, y no necesariamente imitando lecciones maestras que han funcionado en otros negocios de su mismo sector.

 

También te puede interesar…

 para-que-sirve-un-mentor-en-mi-startup  research-en-la-consultoria-lean-startup  donde-estan-las-ideas-de-negocio
Para qué un mentor en mi startup Research para Lean Startup Dónde están las ideas de negocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *