Innovación y emprendimiento. Ciencia y arte

La innovación y el emprendimiento son acciones multidisciplinares. No consiste sólo en ser científico en el negocio o en el desarrollo de la idea como siempre nos cuentan (que también…), sino que debemos de pensar en algo más capaz de convertir las ideas en algo realmente viable en todos los aspectos.

Cuando un equipo se dedica a tareas o propuestas de innovación, debe ser capaz de buscar inspiración en otros campos distintos al suyo propio. Por supuesto, que se debe aprender y buscar en las distintas formas, criterios y aspectos relevantes capaces de profundizar en el conocimiento de herramientas y propuestas capaces de conseguir alcanzar sus objetivos relacionados con la innovación, pero también hay que ser multidisciplinar.

Ciencia arte innovación emprendimiento

Banco de imágenes de Pixabay, autor M_Caballero

Hablando con alguno de nuestros colegas sobre este tema, alguien me recomendó un libro que nada tiene que ver la innovación, pero sí mucho con el pensamiento variado. El pensador Intruso de Jorge Wagensberg llegó a nuestro poder casi por casualidad. En su lectura encontramos distintos temas y criterios que pueden aportar aspectos y propuestas relevantes para aquellos que nos encargamos (al menos, lo intentamos) a la innovación y al emprendimiento.

De su lectura, plenamente recomendable, sacamos algunas conclusiones sobre las que trata esta pequeña entrada. Estas conclusiones son meramente ideas personales y no se pueden tomar como nada académico, pero sí que tienen que ver con la innovación y el emprendimiento tal y como lo entendemos y lo vivimos nosotros.

La primera conclusión consiste en romper una lanza por aquellos equipos que, con mucho talento, optan por incorporar perfiles muy variados. ¿Qué se quiere decir con esto? Cuando se juntan varias personas con distintos perfiles, si el equipo es capaz de realizar una buena transmisión de las distintas ideas y propuestas que surge de cada uno de los perfiles, con sus métodos y metodologías de distintos campos, es capaz de dar con una solución mucho más completa. Esta solución se convierte casi en una “obra de arte” tal y como la define el libro, ya que es un pedazo de realidad que se ha comprimido y se enmarca como un pensamiento, creado por distintos artistas.

Otra conclusión consiste en romper ese axioma que ha llegado a nosotros distorsionado o tomado de una forma poco elaborada: “Los negocios y las propuestas de innovación deben enfocarse como un problema científico”. No seré yo quien cambie o niegue esta propuesta, pero sí que la refinaría y la abriría un poco más. Por supuesto que una propuesta de solución y de negocio debe validarse como si fuera un proyecto de investigación, de eso no cabe ninguna duda, pero hay un punto de subjetividad, creatividad, conocimiento interno e intuición. Este punto en el cual la persona con toda su capacidad de relación es capaz de generar propuestas que, a través del lenguaje, permite compartir y completar con otras ideas de las personas de las que se  rodea, generando de esta forma una “obra de arte” que, entonces sí, se debe aplicar como una solución a validar con un criterio similar al aplicado al método científico.

Otro punto importante es el concepto de solución científicamente correcta ante una solución de innovación o de un negocio. Si os parece, voy a puntualizar esta afirmación. Cuando se plantea un reto de innovación, de la misma forma que afrontamos el desarrollo o el diseño de un modelo de negocio, nos encontramos con una solución siempre diferente y cambiante. ¿Esto que significa? Básicamente que nunca se han encontrado dos retos exactamente iguales, con distintos actores y situaciones que lo hacen único. Por este motivo, las soluciones de innovación no pueden ser como una afirmación científica, ya que lo que puede valer para una situación, al ser tan cambiante el entorno, jamás será repetible, jamás será replicable. Esto significa que no se debe aplicar una solución ante un reto similar, sino que debe adaptarse a las peculiaridades de cada uno de los entornos al que nos enfrentamos.

Esta entrada es un poco especial. Es un poco ir más allá en como los retos de innovación o de emprendimiento son un nuevo terreno y que desde distintos puntos de vista, con distintos conocimientos, se pueden aportar pequeñas piedras para componer un buen cimiento.

 

También te puede interesar…

 
Solución creativa de problemas Liberar el talento de las personas Open Innovation, colectividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *