Por una España menos vaciada

COCREANET quiere desear feliz año nuevo a todos nuestros seguidores hablando de un problema que es de todos: la #EspañaVaciada y esperando que empiece a revertir en el futuro cercano

Otro año termina y no estaría del todo resuelto si no es por este tipo de post que intentan recopilar, en pocas líneas, todos estos meses de trabajo. Pero este año, en COCREANET, y aunque hemos hecho muchas cosas, hemos escrito mucho sobre innovación – sobre todo, innovación – pero también sobre emprendimiento, empresas, etc., queremos dedicar este artículo cierre a hablar de un problema que nos implica a todos: la despoblación!!

Cocreanet EspañaVaciada 2019

Autor, Felicísimo Verde Ciria, paisaje soriano Sierra del Almuerzo

Este ha sido, sin duda, nuestro año de inmersión en esa terrible realidad que llaman la #EspañaVaciada. No nos gusta nada este término. Tan poco nos gusta… que hace meses que venimos intentando contravenirle.

Por otros momentos pasados, sabemos que implicarse en un problema social como este sigue un proceso parecido siempre: escuchas hablar de ello, empieza a interesarte y buscas más información, conoces gente que está en la misma onda, estás abierto a escuchar propuestas y tú mismo te atreves a proponer… y cuando te quieres dar cuenta estás hasta el cuello metido.

Esto es lo que nos ha pasado a nosotros.

No podemos decir que esto de la despoblación nos viniera de nuevas (orígenes sorianos avalan esta afirmación), pero sí que hemos tomado la dimensión de todo lo que representa.

Y… ¿sabéis qué?… pues que contra lo que pueda parecer, lo del #retodemográfico (este concepto resulta demasiado ambiguo para definir de lo que estamos hablando) no es sólo cuestión de que los pueblos se queden vacíos, es un verdadero problema de sostenibilidad.

Nuestras ciudades, esas grandes urbes que despiertan cada mañana con miles de vehículos, millones de emisiones de gases tóxicos a la atmósfera, cientos de miles de personas apiñadas y cantidades indecentes de dinero necesario para tener una casa, comer y vivir, ya no pueden más… estamos agotando el sistema.

Mientras tanto, lo hemos comprobado empíricamente, hay otros lugares donde se puede construir un proyecto de vida de calidad. Y ahí están, casi vacíos, esperando ser descubiertos.

No es sólo una cuestión de injusticia, que también, de desigualdad, de falta de oportunidades… es que no podemos permitir que mueran los pueblos que vieron nacer a nuestros padres y abuelos, que el campo se abandone (¿de qué vamos a comer?), que el patrimonio que es de todos se pierda como si no tuviera valor alguno.

¿En qué momento de la historia se hizo trending eso de que los que se quedan en los pueblos son menos listos? No queda más remedio que rendirse a la evidencia: quizás ahora los tontos somos nosotros, los que recorremos todos los días más de 2 horas de camino para llegar a nuestro trabajo, los que no sabemos qué es eso de comer en casa (tupper en ristra cada día), los que pagamos miles de euros por un trozo de techo a veces poco digno (él que puede hacerlo porque los hay que ni eso), en fin… se nos escapa pero no sabemos dónde está aquí la sabiduría…

Bueno, supongo que algunos diremos: “ya, ya… pero es que yo soy urbanita”, pues claro!!! También lo somos nosotros!!! (Ay!! Madrid!! Qué haríamos sin ti?) pero hemos descubierto algo que os dejamos aquí como regalo de Navidad: ¿por qué blanco o negro? ¿por qué campo o ciudad?

Cada vez hay más gente que denominan “población volante” y que viene a ser algo así como quedarse con lo mejor de los dos mundos, compartir tiempo entre ambos espacios, sentirse parte y arte. Esto va mucho más allá de dónde estás empadronado.

Suponemos que no todo el mundo puede optar por esta alternativa, hay imponderables que te atan irremediablemente al territorio, pero echadle una pensada… ¿a qué no suena nada mal? Nosotros, poco a poco y por la vía de los hechos, estamos cada vez más cerca.

Así que, aquí va nuestro cierro de año… por una España menos vaciada. Feliz Año Nuevo!!

 

También te puede interesar…

¡Qué grande 2018! Feliz 2018 Cocreanet, resumen 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *