Cocreación ante la resolución de un reto complejo en entornos sistémicos

Cada vez hay más procesos planteados como retos complejos que encuentran en la cocreación una propuesta relevante para afrontarlos en un entorno cada vez más sistémico. Son muchas las necesidades de diversos actores en comprender todas las relaciones y peculiaridades de los entornos interconectados en los cuales vivimos habitualmente.

Hoy día, nadie con un mínimo de responsabilidad, entiende que pueda resolver los retos a los que se enfrenta de forma independiente. Planteamientos de reto como son todas las decisiones estratégicas de cualquier entidad o definidos en un entorno social, por no hablar de relaciones entre colectivos, suponen un problema complejo a resolver. Complejo no es palabra puesta para dar una descripción, sino que incorpora un montón de peculiaridades a estudiar, tal y como comentábamos en esta entrada de nuestro blog.

 

banco de imágenes de Pixaby, Unión equipo de rubgy por Chrisreadingfoto

Por este motivo, abordar de forma holística quiénes son los actores y sus interrelaciones supone un elemento fundamental para comprender el alcance completo de la propuesta. Este punto de vista sistémico ya en sí mismo supone un gran avance porque nos permite identificar propuestas y aspectos que a primera vista nos pueden pasar desapercibidos. Pero a partir de este punto, se requiere, para resolver este reto, una relación constante de creación entre los implicados y afectados. Por este motivo, una buena idea de resolución puede ser un proceso de cocreación, aunque no es la única.

Resolución de problemas complejos y la cocreación

Si bien hay profesionales específicos en afrontar la resolución de retos complejos basados en una metodología propia, en cualquier caso, se requiere un espacio común de relación y trabajo. Este proceso supone que varios actores aporten sus distintos puntos de vista, sus intereses o incluso sus temores relacionados con el reto. De esta forma, incorporamos más palancas de acción que, de forma creativa, pueden aportar una solución. Simplemente comprender cómo afecta el reto a los involucrados es un gran paso para encontrar una solución adecuada.

Por este motivo, quizá tan solo por consultar, surgen nuevas ideas y complicidades. Desde el momento en que los involucrados toman parte de la solución, se consigue un aspecto relevante que se transforma en un punto a favor para su resolución. Todos colaboramos cuando la solución procede de nosotros, de los involucrados. Esa participación puede ser una de las primeras partes que acompañan al éxito de la resolución de un reto. Por este motivo, cuando se cocrea dentro de un reto en un entorno sistémico, se consigue una solución conjunta que es definida por los involucrados.

Tanto para retos sociales… como para retos empresariales

Esta dinámica de trabajo grupal ante la resolución de un reto supone un importante avance para resolver problemas complejos de todo tipo. Desde soluciones a problemas sociales o incluso políticos a otros muchos más enfocados al entorno empresarial, se pueden abordar de esta forma. Un caso de éxito con el que hemos colaborado consiste en afrontar el reto de la atracción de empresas a una zona geográfica. En el proceso de cocreación, políticos, entidades sociales, grupos de acción local… han desarrollado una estrategia por la cual todos juntos definieron y asumieron como suya la solución. Pero no sólo la solución, sino las responsabilidades de cada uno en la puesta en marcha del proceso.

Pero si decimos que también es válido a nivel empresarial, no sólo es por nuestra propia experiencia, sino por la existencia de metodologías de trabajo basadas en su uso. El proceso definido por la Singular University denominado Sprint Design es un gran ejemplo de esto. La cocreación entre los distintos departamentos encargados del desarrollo de una solución (como puede ser el lanzamiento de un nuevo producto o servicio) consigue involucrar y hacer partícipes de la solución a áreas o departamentos que en otras ocasiones se habían encontrado con la solución ya hecha. No es lo mismo dar respuesta a un proceso corporativo definido fuera de tu entorno que ser parte de la solución.

Para resumir, entender que los procesos de cocreación pueden aportar palancas e involucración de los participantes es la base para encontrar solución a un reto planteado. En un entorno sistémico con mucha complejidad, la búsqueda de la solución y la involucración de los participantes es la condición principal para que la puesta en marcha y desarrollo sea un éxito.

 

También te  puede interesar…

Problemas complejos en innovación Problemas complicados y complejos Sprint Design

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *