Los distintos pasos para tener una innovación de éxito

En muchos casos, no se conocen los distintos pasos para conseguir una innovación de éxito para los patrocinadores o el equipo encargado de llevar a cabo el proceso. Independientemente del tipo de organización, hay una serie de aspectos relevantes que nos ofrecen un recorrido para conseguir tener éxito en el trabajo.

En el mundo de la innovación, cuando se habla con directivos encargados de conseguir enfocar distintos proyectos, así como con equipos emprendedores capaces de lanzar al mercado nuevas propuestas de negocio disruptivas, nunca se consigue encontrar esa esencia y mínimo común que hacen exitosas a sus propuestas.

pasos innovación éxito

Banco de imágenes de Pixabay, autor fxxu

Según va pasando el tiempo y se van conociendo las peculiaridades de cada uno de ellos, nos hemos atrevido a señalar una serie de estadíos comunes que se repiten de forma constante en todos los proyectos exitosos. Estos pasos que se repiten son, en orden, los siguientes:

  • Obsesión con el problema a resolver. Siempre se comenta entre los equipos de emprendedores que nunca se debe enamorar uno de una solución, sino de un problema. Esto que parece algo complejo en muchas ocasiones, se repite una y otra vez. En muchos casos, los equipos encargados de idear soluciones, se obcecan en una solución y no consiguen ver que, con su solución, no se alcanza a resolver el problema, encontrando el sesgo cognitivo de la autoprofecía cumplida.
  • Idear soluciones de forma conjunta con equipos multidisciplinares. Contar con un equipo multidisciplinar es una fórmula de éxito asegurada, pero si encima, fomentas el trabajo en equipo, focalizando las acciones en el aprendizaje y no en el resultado, se consigue empoderar a cada uno de los participantes y el desarrollo del talento de cada uno de ellos. En función de las distintas soluciones producidas en el desarrollo de la ideación de la solución, no prejuzgar a priori ninguna de las posibles propuestas, ya que se deben intentar obtener las máximas posibles generando una divergencia (cuanto más mejor); esto es básico para que, en un momento determinado se decida, focalizando de la forma más consensuada posible, la solución a desarrollar, haciendo participe en la mayor forma posible a todos los integrantes del grupo, y asignando responsabilidad y parte de éxito de la solución.
  • Validar los pros y los contras de la solución planteada. Es muy importante considerar entre todos los miembros los distintos aspectos que son relevantes para el desarrollo de la idea. Temas como los pros y los contras serán relevantes y nos ayudarán a conseguir afinar a nivel de detalle la solución, de tal forma que se podrá tener un montón de hipótesis ya identificadas y priorizadas a validar. Si además, entre todos, se define una hoja de ruta de los aspectos a desarrollar (que no un plan de trabajo, ya que hay muchas hipótesis e incertidumbre en este punto), todos comparten el objetivo y el camino a recorrer.
  • Experimentar, experimentar y experimentar. Si se piensa en una propuesta de solución nada más idearla, es necesario pensar que se tiene un montón de incertidumbre que habrá que ir despejando. Como no hay bolas mágicas que nos digan el futuro cercano, se debe experimentar y conseguir los aprendizajes (ninguno por supuesto y todos a validar en el entorno más real posible) que sean los que aporten el valor. Si encima se hace compartido con el equipo y se va modificando la hoja de ruta en función de los resultados obtenidos, se mantiene al equipo conectando aportando cada uno su expertise y conocimiento del entorno.
  • Hacerlo crecer y sostenible en el tiempo. Una vez que ya se ha validado la solución, comienza el proceso de hacerlo crecer e ir implantando en los distintos ámbitos la propuesta desarrollada. Si es una solución interna, implantarlo de forma completa en la organización, y si es un negocio, comercializarlo y darle continuidad como línea de negocio o negocio en sí mismo.

Si se consigue ir desarrollando poco a poco el proceso, cumpliendo cada uno de los estadíos de forma adecuada, no se asegura en modo alguno el éxito final del desarrollo del proyecto de innovación, pero se recogen buenas prácticas que lo han hecho posible en otras ocasiones.

 

También te puede interesar…

 
Esencias de la innovación Cómo es un proceso innovador Roadmap de innovación: se puede

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *