¿Por qué algunos negocios o startups son invertibles y otras no?

Se está llegando a conocer a nuevos negocios o startups por ser invertibles y alcanzar altas rondas de inversión basadas en la valoración que resultan vertiginosas. Estas inversiones no llegan a todos los negocios ya que hay distintas características que las hacen foco de este tipo de inyecciones de capital.

Últimamente son muy comunes noticias de grandes rondas de inversión en nuevos proyectos que resaltan en las primeras páginas de los periódicos generalistas, por no hablar, de los dedicados a los negocios. Estas cifras, en algunos emprendedores que conocemos, nublan la visión del día a día, haciendo creer a los nuevos emprendedores que cualquier negocio nuevo con alguna característica tecnológica es susceptible de alcanzar estas cifras.

House-money-euro-coin by cc AlexanderStein

La realidad no es así, ni parecida. Muchos nuevos emprendedores lanzan ideas que podrán ser susceptibles de generar un negocio, pero el objetivo, en nuestra opinión, no debe ser alcanzar estas rondas de inversión, sino un medio para poder alcanzar hacer un buen negocio mantenible en el tiempo.

Aquellos que trabajamos lanzando proyectos innovadores o relacionados con la innovación, somos consciente de la cantidad de trabajo y sinsabores que se pueden llegar a tener, por no decir la cantidad de dinero gastado y sueños que se pueden llegar a romper al no alcanzar las ideas de negocio que pueden ser mantenibles en el tiempo.
Pero, aparte de este aspecto tan relevante, ¿qué características debe cumplir un modelo de negocio para ser invertible? Muchos con los que tratamos piensan que es ser muy rentable económicamente. Imaginemos un notario, ¿es un negocio rentable? A juzgar por los comentarios que algunos hacen parece ser que sí, ya que consiguen generar mucho volumen de ingresos en muy poco tiempo, obteniendo suculentas sumas para los dueños o el propio notario, pero ¿conocéis algún notario que haya sido invertido? Seguro que por su familia o amigos sí, pero no por estos Business Angel o Venture Capital.

La característica fundamental para que una línea de negocio sea invertible es que sea rentable, mantenible y tenga escalabilidad. Esta última palabra mágica cuando se hablan de modelos de negocio consiste, básicamente, en que manteniendo el coste y mantenimiento de los activos o sin apenas aumento, pueda generar mayor cantidad de ingresos por el aumento de volumen de clientes.

Para muestra, un botón. Pensemos en una empresa como Spotify, Airbnb o Uber. El coste de desarrollo de software de su web y app va a ser el mismo, con un diferencial mínimo tanto si tenemos 100 clientes o 100.000 en una hora. Este significa que una vez desarrollada, puedo aumentar, casi sin coste, el volumen de clientes mientras el funcionamiento permanece en niveles adecuado de servicio.

Esta característica, en proyectos con base tecnológica o científica, implica que el desarrollo el activo intangible suponga un gasto muy alto antes de conseguir el volumen de clientes en el cual se alcanza el umbral de rentabilidad. Por lo tanto, algunas de estas empresas, por su volumen de facturación no son rentable y requieren dinero (y tiempo) para conseguir terminar de desarrollar o evolucionar su activo y para permitir su operación con el personal relacionado.

Con activos intangibles como el técnico o el científico, esta escalabilidad es una característica de sus activos más relevantes, pero hay otras formas de conseguirlo para negocios que suelen ser menos tecnificados, como pueden ser aquellas generadores de franquicias, ya que la inversión suele estar realizado por otro actor fuera del capital de negocio y se consiguen tanto clientes como se desee manteniendo un coste de operación y adquisición fuera de las cuentas de la empresa. Este caso podría ser McDonnald o cualquier otra de las múltiples grandes empresas internacionales banderas de franquicias.

Por lo tanto, tan solo comentaros que no todos los negocios son invertibles, sino que deben adaptarse a un criterio y ser capaces de “escalar” para permitir un amplio retorno de la inversión, aunque, si me lo permiten, nada mejor que financiarte por el pago de tus clientes.

 

También te puede interesar…

Validar inversión en startups (ebook) Financiación e innovación Startups rentables y no invertibles

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *