Aspectos claves para hacer posible tus proyectos de innovación en empresas consolidadas

Hay 4 claves que son fundamentales afrontar en los proyectos de innovación en empresas con modelos de negocio consolidadas, según hemos visto y comprobado durante nuestra experiencia. Cualquiera de ellas es lo suficientemente importante para hacer que naufrague tu idea, ¡descúbrelas!

Durante muchos años, quizá demasiados, hemos vivido en nuestras propias carnes como grandes ideas con excepcionales profesionales se comprometían en cuerpo y alma para lanzar proyectos y, por difícil que pueda parecer, el resultado ha sido no muy bueno en los mejores casos, pudiéndolos calificar de calamitosos por las vivencias que han tenido que superar en su recorrido para lanzar este tipo de ideas.

Aspectos claves proyectos innovación

Banco de imágenes de Pixaby, Palanca cambio trasero por PIRO4D

Hemos hablado de gestión del cambio, pero en un artículo de Kellogg school of Management, en su Kellogg insights, lo han conseguido definir muy bien y muy concreto en su artículo llamado “To sell your innovative Ideas, You must overcome these 4 frictions” en el cual se articulan una serie de fricciones (buena elección de palabra para describir la situación) ante la que una propia empresa reacciona cuando se lanza a abordar un proyecto de innovación. Lo que muchas veces denominamos el sistema inmunológico de la propia organización.

La inercia habitual y la reactancia son dos frenos cuando hablamos de la cultura

 

Uno de los principales retos a afrontar lo podríamos denominar la inercia habitual de hacer las cosas. Si siempre se han hecho las cosas de una forma, ¿por qué debería cambiarlo? Son problemas conocidos, con situaciones conocidas y suponen un reto al hacer salir a la propia organización de su zona de confort. “Si perdemos algo, lo hemos perdido siempre” son frases que nos indican su situación, por no hablar de “si algo funciona, no lo toques mucho” que en muchos departamentos encargados de la operación es una máxima imperante que evita muchos quebraderos de cabeza.

Otro es también el asociado con el concepto de reactancia. ¿por qué lo debería hacer? ¿Qué podemos ganar en este proceso? Aun estando íntimamente relacionado con el anterior, no son lo mismo porque supone la necesidad de tener que explotar posibles beneficios de identificar una nueva solución. Pongamos un ejemplo, ¿qué tendríamos que aportar a un consumidor de cacao soluble, el cual es su preferido, para que cambie con uno nuevo? Se intentan distintas formas, pero es muy complicado porque las palancas que se utilizan (desde la no formación de grumos o de rápida disolución) quizá no sean visto como un problema a aquel comprador que, precisamente, le encanta sorber los grumos y tomar el exceso de producto que no ha sido disuelto.

El esfuerzo o coste de ponerlo en marcha y las emociones que generan al lanzar la idea tampoco son desdeñables

 

A un comité de dirección, explicar una inversión en un proyecto de innovación es algo complejo, porque muchas veces el propio concepto y dinámica no resultan tangibles y es algo que no se puede presentar a inversores o dueños de la empresa. Invertir sin tener resultados (salvo aprendizajes) es difícilmente vendible con la mentalidad actual donde se enfoca, de forma principal, la optimización y el retorno de la inversión con el menor riesgo posible. Mientras que una mejora operacional genera un ROIC próximo a 1, la innovación en mercados anexos o disruptivas lo pueden hacer con un valor cercano a 100 en algunos casos, pero con una tasa de fracaso también alta.

Y si algo, finalmente tiene mucha relevancia son las emociones. El miedo a perder la situación (incluido el trabajo actual), la incertidumbre a la que se enfrenta cualquiera ante una situación de cambio, la ansiedad generada ante una situación difícilmente predecible, generan emociones que pueden impactar en las resistencias que encuentra el proyecto. Somos las personas las que hacemos posibles los proyectos, pero no podemos olvidar que somos un cocktail de emociones y de respuestas ante lo que pensamos y sentimos.

Por este motivo, tomar algún tipo de respuesta o ser consciente de estas circunstancias pueden darnos la base para lanzar con éxito el proyecto de innovación. Conocer las principales palancas que afectan a las fricciones que surgen al lanzar este tipo de propuestas, nos permite “predecir” en la medida de lo posible, posibles circunstancias que surgen si no se gestiona de forma adecuada.

 

También te  puede interesar…

Sistema inmune de la innovación Modelo de innovación directiva ROI de proyectos de innovación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *