Innovación y su impacto social

Cuando se habla de innovación, no se suele pensar en las consecuencias sociales que puede acarrear cambios, optimizaciones y mejoras de las situaciones actuales. Este cambio en su implantación genera un proceso transformador a nivel humano muy relevante.

¿Qué sucede cuando una innovación comienza su implantación para resolver retos existentes? Esta pregunta puede parecer muchas veces superflua o poco relevante. Suele generar un impacto inesperado en distintos ámbitos de la sociedad donde se engloba y ubica el nuevo proceso. Esto que puede parecer algo que en principio no cambia las cosas en una primera ola, genera un impacto económico y social, muchas veces, impredecible.

Innovación impacto social

Banco de imágenes de Pexels, Light bulb and keys on table by Aphiwat Chuangchoem

Cómo la innovación afectó al entorno rural

Quizá por la relación con temas de despoblación, se puedan encontrar algunas innovaciones que han generado el cambio social y migraciones que han dejado zonas en el interior de los países desarrollados con una menor densidad de población. Siempre escuché a mi abuelo que, no hace muchos años, había 250 personas en el pueblo de donde procede parte de mi familia, pero que las familias enteras se iban a los imanes atrayentes de las ciudades como Zaragoza, Barcelona, Bilbao o Madrid. Esto podría suceder que fuera por los cambios industriales y las nuevas oportunidades generadas con nuevos oficios en los nuevos negocios, pero, también, visto de otra forma, gracias a la innovación que supuso la incorporación de maquinaria especializada para optimizar los cultivos. Labores manuales realizadas por personas y animales que hacían vivir a las familias del pueblo, hoy en día, se han sustituido por no más de 6 agricultores con tractores, cosechadoras y empaquetadoras capaces de realizar todo el trabajo de forma mucho más eficiente.

Esto que ha sucedido en el mundo rural (hay otros ejemplos en pueblos concretos, como el caso de Cantalejo en Segovia, cuya fama se extendió por ser denominado el pueblo de los trillos) al aparecer las modernas cosechadoras y aventadoras produjeron una migración hacia la capital muy importante. Estos procesos nos han indicado que este tipo de sucesos se han producido durante toda la historia.

La innovación cambia la vida de las personas, y se debe pensar que puede ser para su bienestar

En el mismo caso, tras la COVID-19 y sus condiciones de confinamiento, han permitido entender cómo esa gran migración que ha generado grandes ciudades, gracias a la innovación, puede ser revertida de alguna forma. Gracias a propuestas como el teletrabajo y la posibilidad de tener accesible todo el mundo desde un terminal móvil, portátil, tableta o televisión han abierto la posibilidad de volver a zonas donde la posibilidad de desarrollarte laboralmente es posible en zonas rurales, pudiéndose generar una propuesta de vida mucho menos alienante, con mejor calidad de vida, enriqueciendo a los habitantes con tiempo, entornos menos agresivos y consiguiendo, en resumidas cuentas, una mejor calidad de vida.

Además, este ejemplo es tan solo un punto de la multitud que se han producido, pero el caso de transporte de mercancías gracias a propuestas como la desintermediación en los modelos de negocio, abriendo la posibilidad de envíos internacionales a menores costes hacen que las propuestas de negocio de nicho ya, cada vez, tengan menos barreras para conseguir llegar a clientes lejanos.

Otro caso que nos va a llegar será la, cada vez más anunciada, revolución de los sensores. Vehículos autotripulados, procesos automatizados, conversaciones máquina-máquina o máquina-hombre, van a generar un impacto social en aquellas profesiones que no aporten valor tras su implantación. Estas personas deben pensar que la innovación no ha venido a destruir su forma de vida (aunque lo puedan ver así) si no a generar avances que aportarán, a largo plazo, mejores condiciones y situaciones para el resto de la sociedad.

Esta entrada tan solo quería apuntar a una tendencia con señales muy claras relacionadas con el mundo de la innovación. Hasta ahora, criterios meramente económicos han sido una palanca muy importante para generar nuevas formas de hacer, nuevos criterios de creación o aportar valor a unos determinados clientes, pero desde el momento de que los involucrados son conscientes de los impactos sociales de las nuevas formas de hacer, se debe tener en cuenta a la hora de su implementación.

 

También te puede interesar…

Innovación contra la despoblación Métricas sociales de proyectos Innovación y emprendimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *