Empresas consolidadas, ¿cuándo lanzo mi aceleradora corporativa?

En los últimos meses y años, un montón de empresas consolidadas han lanzado su aceleradora corporativa. ¿Cuándo es conveniente lanzar una propuesta de este tipo? ¿Cuándo es el momento a nivel estratégico de su puesta en marcha? Intentaremos dar respuesta a este tipo de consultas

En los últimos años, estrategias corporativas y de innovación de empresas o corporaciones consolidadas han lanzado sus proyectos de Corporate Venturing denominados aceleradoras corporativas. En muchos de ellos que hemos participado, se han desarrollado en momentos o circunstancias diferentes, generando diferentes resultados y con diferentes interpretaciones en función de las expectativas planteadas en su lanzamiento.

 

Imagen cc reloj en la cabeza by geralt

De las propuestas que hemos conocido y participado, algunas consiguieron alcanzar sus objetivos de forma casi inmediata, pero en otros casos, eso no ha sido así. La gestión de la expectativa en muchos casos no ha sido bien gestionada, pero si que es cierto que en otros las ideas planteadas no se pudieron realizar con éxito porque las empresas consolidadas no supieron dar respuesta a los distintos escenarios planteados.

Innovación corporativa, por definición, es incertidumbre

Muchos de los proyectos en que participamos, los responsables de este tipo de proyectos no entendieron una criterio fundamental a interiorizar antes de enfrentarse a este tipo de propuestas. La innovación, de cualquier tipo, es incertidumbre. No se puede medir el éxito o el fracaso con los mismos criterios que otra tipología de inversiones. Implantar una nueva solución tecnológica, por muy complicada que pueda parecer, su retorno de la inversión será más o menos lejano, pero se podrá medir con los criterios convencionales. Si la colaboración entre participantes no resulta todo lo bien que se espera y se sufre un fracaso total, no hay que pensar en el dinero gastado, sino en todos los aprendizajes que la organización ha podido recoger para no hacer mayor aún el error.

Por este motivo, hasta que una organización consolidada no entienda a lo que juega cuando se enfrenta a proyectos como aceleradoras corporativas, se producirán desengaños. Si la estrategia corporativa incluye la innovación como palanca diferencial para despegar en su mercado y en su gestión de inversiones será fundamental incluir este tipo de propuestas. Pero si no tiene incorporado el gen de la aceptación de la incertidumbre relacionada con la innovación, siempre habrá un punto ciego por el cual los resultados podrán ser los adecuados, pero no los esperados por la organización, al no poderse medir en niveles de rentabilidad, sobre todo, económica.

Cultura colaborativa como forma de sobrevivir

Cada día más, nos vamos encontrando con directivos o socios que entienden los nuevos criterios de valoración de sus empresas. Si antes era necesario cuantificar su valor en función de sus activos físicos, cada vez más es necesario incorporar el activo intangible, como valor de marca y de conocimiento como un factor con mayor peso. Este conocimiento puede venir de una estrategia de innovación cerrada, o, por el contrario, de colaborar con otras entidades del ecosistema. Grosso modo, esa idea es la base de la innovación abierta y cualquier programa de aceleración debe basarse en la confianza.

Compartir no tiene porqué abrirse en canal el primer día, pero sí que poco a poco. La empresa consolidada necesita compartir, de la misma forma que la startup también lo debe hacer. Es como un noviazgo, donde la confianza se va tomando día a día. Esto significa que los secretismos, los oscurantismos y resto de acciones para bloquear la comunicación son un obstáculo por saltar. Colaboremos ambas entidades, de la forma más leal posible. Esa es una de las mejores formas de entender como surgen las sinergias. No es un proveedor con un cliente. Son dos iguales colaborando para desarrollar un tema común. No se debe olvidar nunca.

Estos aspectos nos indican dos aspectos fundamentales para entender cuando una empresa consolidada está preparada para lanzar un proceso de este tipo. No penséis que es solo marketing o comunicación; es dar las herramientas a la cultura de la organización con sus personas para asimilar como propio la colaboración con un tercero con alta posibilidad de aprendizaje. ¿Ha llegado tu momento? Si tienes cualquier duda al respecto, estaremos encantados de poderte guiar en este camino.

 

También te  puede interesar…

Procesos de Corporate Venturing Innovación abierta en empresas Por qué hay negocios no invertibles

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *