¿Cómo puedo dar un empujón de innovación a mi empresa consolidada tras esta crisis del COVID?

Con un impacto tan grande como el de la crisis del COVID, quizá sea bueno hacer la innovación posible en mi empresa con algunos pequeños cambios capaces de hacer nuestro negocio sostenible y mantenible, con un impacto positivo al resto del entorno y de la sociedad.

Esta pregunta, muchas veces compleja de realizar en un entorno profesional y no relacionado con el mundo de la innovación, surge en llamadas con personas cercanas que desean darles una vuelta a sus negocios actuales. Con un miedo que les suele bloquear ante circunstancias que se están viviendo (y se vivirán…) como el impacto de una pandemia como está siendo la actual del COVID. Hablar de miedo quizá no sea acertado. Mejor de bloqueo ante la posibilidad de ver posibilidades de futuro cuando, hoy en día, la gestión de las personas, colaboradores, proveedores y clientes que se tenían están en circunstancias tan complejas.
Esta pregunta no la habíamos sabido contestar. No es tan fácil dar una serie de ideas sencillas para aportar criterios y darle una vuelta a los negocios actuales. Por suerte, llegó a nuestro entorno una entrada de Kellogs University denominada “3 estrategias para transformar tu negocio para una economía de pandemia y, aportando nuestro propio granito de arena, intentaré dar alguna ideas para afrontar y entender nuevas estrategias para salir a salvo (que no es poco) en una situación como la actual.

Ayudar a personas a obtener cosas que necesiten

Muchas empresas consolidadas, con un buen criterio en el momento de las tomas de decisión (nunca las decisiones suelen ser malas con la información y conocimiento que se tiene en el momento de la toma) apostaron por el desarrollo de nuevos productos o mercados. Pero hay que pensar, de vez en cuando, no solo en la diferenciación de nuestros productos o servicios, sino en hacer posible que, aunque sean productos de la competencia, hacerlos accesible y responder a las necesidades de estos clientes. Esto viene muy relacionado con los conceptos de entradas anteriores como son la cantidad de abundancias que las tecnologías están haciendo accesibles. Con este tipo de propuestas, se hace posible aquello tan machaconamente comentado de mejorar la experiencia del cliente. “Todo lo que necesites y más, te lo ofrezco yo”.

Usa y reutiliza todo lo que tengas, y busca aquello que necesites y no lo tengas

Si los clientes tienen necesidades, y nosotros, como empresa no se lo estamos prestando, quizá debamos pensar que algo distinto debemos hacer. Este concepto que parece lógico no es tan sencillo cuando se está gestionando un negocio, y mucho más, cuando tú has sido el fundador y creador de este tipo de ideas. En este momento, buscar socios para acompañar nuestros productos y servicios es una buena idea. Quizá no somos relevantes porque no se aporta al cliente una solución completa. Esta es una excepcional forma de hacerlo sin perder nuestra esencia, nuestra razón de ser. Este momento es aquel en el cual las relaciones con las personas y con los valores de la marca pueden tomar un incremento de valor muy alto para consumidores que se están volviendo más responsables, o quizá, que se hayan dado cuenta del impacto de las compras con criterios distintos al económico.

Aprovecha las nuevas oportunidades

En esto, siempre hay que estar al tanto, pero en situaciones como las actuales, aún tiene mucho más valor. Hay problemas sin resolver por parte de los usuarios o clientes que, siendo conscientes y siendo capaces de entender todo su alcance, hacen posible que surjan nuevas oportunidades con un valor muy relevante. Esto hace posible que, de pequeños comentarios, anotaciones o incluso quejas, puedan surgir nuevas oportunidades que aporten ingresos a nuestra empresa y generen una satisfacción extra a los clientes.

Por lo tanto, con estas pequeñas ideas, se pueden identificar nuevas propuestas para generar ingresos o incluso, nuevos negocios capaces de dar claves para que nuestras empresas sean capaces de superar esta nueva economía generada tras la crisis del COVID.

 

También te puede interesar…

Diseño futuros. Estrategia Planificación en tiempos COVID Think Tank e innovación

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *