Otra forma de innovar. Una propuesta de escenarios futuros rurales basados en señales existentes

Esta semana tendrá lugar la feria Presura sobre la repoblación en nuestra Soria. Por eso, nos hemos animado a definir unos escenarios futuros rurales basados en señales incipientes surgidas de proyectos de innovación. Son (y así deben ser) ideas para comprender circunstancias que pueden presentarse en el futuro.

Desde Cocreanet, siempre hemos pensado que la despoblación ha sido, es y será uno de los mayores retos a los que se enfrenta nuestra sociedad. Quizá porque nos lo contaron nuestros mayores, este reto nos motivó a colaborar con los amigos de El Hueco desde hace ya varios años. Posiblemente utópicos, hemos creído que la innovación en sus distintas vías pueda ser una de las mejores palancas para cambiar esta situación. Hoy, para no cambiar, en un ejercicio reflexivo interno basado en diseño prospectivo, nos atrevemos a dar ideas sobre posibles escenarios de futuros basados en señales más o menos visibles que pudieran tener impacto en el futuro de la ruralidad.

innovar propuesta escenarios futuros rurales

Banco de imágenes de Pixaby, by Mysticartdesign

Cuando se trata de diseño de futuros, es fundamental el trabajo de identificar las señales sobre las cuales se pueden definir posibles tendencias. Este proceso lo voy a basar en dos tendencias ya identificadas de forma común. Una tendencia sería el aumento de servicios a la ciudadanía basado en tecnologías digitales. La otra tendencia, con un enfoque más social y con una transcendencia política, sería el aumento de inversiones y un cambio de comunicación para mejorar los servicios en entornos rurales.

Con este planteamiento (tan válido como cualquier otro), se plantearían 4 escenarios a los cuales les hemos puesto los siguientes nombres.

 Bajo nivel de preocupación e inversión en entornos despobladosAlto nivel de preocupación e inversión en entornos despoblados
Alto nivel de digitalización de servicios a la ciudadaníaAldeas conectadasRuralidad exponencial
Bajo nivel de digitalización de servicios a la ciudadaníaDesidia ruralLatencia rústica

 

Con estas ideas, os planteamos como podrían ser los 4 escenarios.

Ruralidad exponencial

Basados en infraestructuras de transmisión públicas, servicios a la ciudadanía como la telemedicina y la formación, un número de ciudadanos de grandes ciudades identifican que la vida en entornos rurales aporta mucho a su propuesta personal, permitiendo acceder a mejores servicios con una mejor calidad de vida. La agricultura se automatizaría de forma exponencial, permitiendo tener un acceso a ocio y cultura de la misma calidad basado en tecnologías inmersivas como VR o AR. Se facilitaría la toma de decisiones basadas en criterios de los propios habitantes en ayuntamientos, comarcas o incluso comunidades autónomas digitalizadas gracias a democracias participativas por canales digitales. Los nuevos negocios serán sostenibles medioambientalmente y con un bajo impacto en el entorno. Además, con el uso de tecnologías de control, se monitorizará en todo momento la situación medioambiental, evitando focos de contaminación en acuíferos, ríos, pantanos o cualquier otro activo ambiental.

Aldeas conectadas

 

Basados en el desarrollo de comunidades energéticas y de comunicación propiedad de la propia comunidad rural, se desarrollan nuevos negocios basados en el uso de tecnologías exponenciales, haciendo de propuestas agro, forestales o focalizadas en cualquier pata de la economía del conocimiento los principales focos de generación de valor, atrayendo a distintas tipologías de nuevos ciudadanos a zonas rurales. Al tener estos anchos de bandas, habrá zonas que revivan una nueva revolución con un aumento masivo de población, mientras otras seguirán perdiendo población al no tener la posibilidad de incorporar nuevas formas de desarrollo. Algunos de los nuevos habitantes irán a cabezas de comarcas con estos servicios al tener accesos a servicios ciudadanos de calidad en entornos rurales.

Latencia rústica

 

Debido a un aumento de inversiones en entornos rurales, se generarán servicios a la ciudadanía en mejores condiciones, como son centros de salud o de formación presencial. La población aumentará durante su desarrollo, pero no se aumentarán de forma significativa el número de habitantes, por no tener la posibilidad de generar nuevos negocios de alto valor. Se aumentarán nuevas industrias relacionadas con la agricultura y su manipulación, al mejorar las comunicaciones. También aparecerán propuestas de turismo y culturales que serán conocidas por la mayoría de la población, atrayendo un turismo más interesado y conocedor de los valores de las distintas zonas rurales.

Desidia rural

 

Al evaluar el impacto de la inversión en infraestructuras en entorno rural, se obvian servicios de primera necesidad, no permitiendo la posibilidad de desarrollo de zonas rurales, ya de por sí, envejecidas. Se siguen denostando la vida en los pueblos, haciéndolas poco atractivas para nuevos habitantes. Se desarrollarán macroplantaciones y macrogranjas con alto nivel de automatización y de alto retorno de inversión para fondos ubicados en ciudades, pocos trabajadores podrán tener un empleo en su operación, viviendo en ciudades o lugares distantes con mayor nivel de población. Sus culturas y tradiciones se irán perdiendo, con la pérdida de intangibles que esto supone.

 

Con estos escenarios, dependerá de nosotros mismos el futuro que deseemos. Quizá sea el momento de que la innovación social y con triple impacto se imponga a otros criterios. De nosotros y de nadie más, dependerá.

 

 

También te  puede interesar…

Ideas para crear un sandbox rural Emprendimiento rural Innovación y rural se dan la mano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *