“Monkey first” o por qué fracasan algunos proyectos de innovación

Hay un concepto denominado por algunos “monkey first” que es uno de los principales motivos por los que proyectos de innovación de todo tipo fracasan de forma repetida y con un gasto más alto de energía y de recursos en su ejecución.

En algunas ocasiones, en distintas situaciones en diferentes clientes, con estados de madurez variables, con mercados y circunstancias casi antagónicas, hay distintos patrones que, comentados y evaluados en un estadio post-mortem, aparecen una y otra vez, siendo un aspecto fundamental para tratar relacionado con el éxito de los proyectos de innovación.

Monkey first fracaso proyecto innovación

Banco de imágenes de Pixabay, optimismo by novelrobinson

En algunas ocasiones, viendo a grandes organizaciones con potentes departamentos de innovación valorando la propia idiosincrasia existente en las propias organizaciones y con una percepción, al menos errónea, de la cultura del fracaso, se generan una serie de dinámicas habituales que no les hacen focalizarse en aquellos aspectos que realmente pueden aportar valor, tanto si su valoración es correcta o si no funciona, resultando erróneo el proceso.

En un proyecto de innovación, la incertidumbre es un aspecto fundamental.

Lo primero que se debe entender cuando se afronta un proyecto de innovación es comprender que todo lo que se va a hacer debe aportar valor. Este valor siempre se trata sobre conocimiento validado, permitiendo incorporar estos aprendizajes a todos los demás en los cuales nos permitan optimizar el modelo de negocio o que son la base en donde se sustentan los servicios o productos. Por lo tanto, cuando se esté trabajando y planificando (sí, que parece una sorpresa para algunos departamentos de innovación) las tareas a realizar, se debe pensar que, partiendo de la base de la optimización de los recursos económicos y humanos, el orden de priorización debe aportar y poner especial énfasis en generar este conocimiento validado.

Una vez que se ha explicado la situación de la que parte cualquier proyecto de innovación, esta acción de “monkey first” es la realizada en la planificación y sus criterios de elección basadas en la priorización de las hipótesis a validar el conocimiento. Si en lugar de focalizarnos en aquellos aspectos o hipótesis a validar con mayor valor para la compañía nos focalizamos en aquellas tareas que, ya por conocidas o repetidas suelen ir más rápido y fáciles, lo que se hace en dejar para las acciones posteriores aquellas tareas que aportarían más valor a la organización y la que producirían un mayor retorno de la inversión.

En proyectos exitosos de innovación, no hay quick wins.

Tras lo comentado con anterioridad, este concepto de “monkey first” es un patrón muy similar al concepto de “quick wins” muy aplicado en muchos proyectos relacionados con criterios aplicados en gestión del cambio definidos con Kotter. En este modelo, ante esta circunstancia, se aplica en entornos donde esas primeras victorias o sucesos, pueden significar un ejemplo o una guía para el resto de los aspectos a trabajar relacionado con el cambio, pero en proyectos de innovación, donde el conocimiento validado es la palanca y objetivo por alcanzar, revalidar lo conocido, no aporta y termina generando un cambio de foco a otras tareas que no aportan valor.

Por este motivo, por el cambio de foco, por el repetir algo ya conseguido que no aporta valor, muchos proyectos de innovación entran en un proceso de letargo, el cual, olvida y hace cambiar las necesidades y enfoque para validar aquello que genera un valor y un reto al equipo. Es decir, si se tiene que definir un entorno para el montaje de una propuesta, no puede ser que en dejar las infraestructuras operativas requiera un esfuerzo tan grande y con tanto tiempo para validar, que al final, desde los propios colaboradores como la dirección, generen una desconfianza y con un nivel de problemas previos a la validación, que al final, se van postergando decisiones, recursos, y lo que es más importante, ilusiones y ganas de los participantes.

Por este motivo, para evitar algunos fracasos en los proyectos de los lectores, es importante que recuerden la validación de las hipótesis, de sus incertidumbres y no pensar que hacer algo más sencillo a priori va a ser una palanca para conseguir el éxito. Lo rápido y barato en innovación debe conseguir eliminar la incertidumbre de nuestro proyecto, no lo olviden.

 

También te  puede interesar…

Aterrizar la innovación a lo cotidiano La contabilidad de la innovación La burocracia de la innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *