Primero: las personas

En los proyectos de innovación hay una clave fundamental a manejar antes que los retos y que las ideas: lo primeros son las personas.

Somos colaboradores en el programa HumanUP LAB que nuestros amigos de DYNAMIS han puesto en marcha con el objetivo de potenciar el talento emprendedor de chicos y chicas muy jóvenes pero con unas capacidades y unas ganas de hacer desbordantes. Trabajar con ellos nos reconcilia con la especie humana (si es que alguna vez nos sentimos defraudados) y nos reafirma en nuestra creencia de que por encima de las ideas, de los proyectos y de las empresas, están las personas.

innovación personas

Foto propia (CAMP de la primera edición de HumanUP LAB en Madrid)

Es algo que repetimos muchas veces cuando tratamos con los equipos emprendedores: es tan importante “vender” bien la idea y el proyecto como a las personas que le dan vida. De hecho, la mayoría de inversores prefieren una mala idea en manos de un buen equipo que lo contrario, porque saben que un buen equipo siempre termina por encontrar buenas ideas y ejecutarlas, aunque tenga que pivotar varias veces para ello.

Los chicos y chicas participantes de HumanUP LAB son buenos estudiantes, algunos de más de una carrera universitaria, hablan varios idiomas y muchos incluso han puesto en marcha alguna iniciativa de emprendimiento. Pero, sobre todo, son buenas personas y eso tiene un valor incalculable. Es gente que tiene ganas de aprender y la humildad suficiente para escuchar, inquietud por saber más y amplitud de miras para desterrar prejuicios.

Y aunque todos estos “piropos” puedan parecer una obviedad, lo cierto es que no siempre es lo que nos hemos encontrado en nuestra trayectoria como mentores y tutores de otros emprendedores. Nos hemos sentado en ocasiones con personas que explícitamente pedían ayuda pero cuyos mensajes y lenguaje no verbal nos conducían a pensar que realmente no creían que pudiésemos enseñarles nada. A veces, el éxito de un proyecto emprendedor (incluso siendo discutible ese éxito) parece hacer un flaco favor al equipo, llegando a confundir el triunfo profesional con el triunfo personal.

Nos contaban Andrea, Pablo y Ángela, de DYNAMIS, que ponen especial cuidado en las actitudes de las personas y no es poco importante esto porque el talento no es sólo un conjunto de capacidades, habilidades y conocimientos, sino que es, ante todo, una manera de ser y de estar. Si, además, a todo ello le sumas el compromiso (bonita palabra), el resultado es explosivo, igual da que en manos de ese equipo ideal pongas una u otra idea, llegarán seguro a buen puerto.

Esto es lo que nos demuestra en la práctica el trabajo desarrollado en HumanUP LAB: la importancia de contar con los mejores recursos humanos; la validez de que lo primero de todo son siempre las personas.

 

También te puede interesar…

 
Empresas con valores Y si la ignorancia es un problema? Consultoría, enfoque humanista

4 comentarios sobre “Primero: las personas

  1. Vosotros sois la clave para potenciar ese Gran talento, que muchas Veces las Jóvenes promesas, no saben como explotar.
    Tan solo les hace falta, alguien, que les apoye en sus ideas, les guie y les haga confiar en que pueden lograr sus sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *