Blog de cocreanet

artículo propios de vivencias y conceptos sobre innovación de interés para empresas y emprendedores.

La vida de un modelo de negocio

Sí, los modelos de negocio tienen vida. Esta relación de actores, acciones y activos es una foto que refleja una serie de relaciones existentes que van a ir cambiando a lo largo del tiempo basado en innovaciones, mercado, proveedores y clientes.

Un día, hace ya bastante tiempo, charlando con el bueno de Alberto Peralta, lanzó un comentario que me impactó. Lo tengo grabado en mi memoria porque son esos momentos donde te aparece una iluminación. Comentó algo sobre la evolución y vida de un modelo de negocio de una startup en la que estábamos colaborando. No fue por el comentario en sí, sino en la conciencia en que empresas consolidadas con líneas de negocio muy rentable pueden tener vida a lo largo del tiempo.

 

vida modelo negocio

Foto: banco de imágenes cc Pixabay by 0fjd125gk87

Este concepto parece algo trivial, pero me supuso un impacto en la conciencia de la multitud de aspectos que pueden hacer descarrilar un negocio rentable. Es como si, de repente, el responsable financiero entiende que puede haber grandes oscilaciones en el balance de una empresa y hacer naufragar su barca.

Era algo obvio pero que, por algún motivo, no había terminado de ser consciente. Lo que es más importante, comprender cómo cambios dirigidos por la propia empresa o bien, por terceros, impactan de forma determinante en la vida de muchos negocios.

La startup va validando su modelo de negocio y cambia rápidamente

Este hecho sucede de forma habitual cuando estamos desarrollando una idea de negocio. De la primera versión o boceto de un primer modelo de negocio hasta que se consigue el primer encaje (problema-solución) se producen varios cambios muy relevantes. Desde luego, en esta fase, tanto el segmento de cliente como la propuesta de valor sufren el envite de las olas de la realidad y moldean según su impacto el modelo planteado. Pero esto, a medio y largo plazo, va a suponer un cambio muy importante en los aspectos como actividades clave o activos necesarios.

Por supuesto, al seguir navegando y encontrando las corrientes de la comercialización, es necesario adaptar y buscar aquellas fuerzas o propuestas que generen un aumento de la velocidad de navegación, o lo que representa sin ocultar bajo el símil, un aumento de volumen de negocio basado en la optimización de la comunicación y de la propuesta comercial. Todo esto sin contar con la búsqueda incesante de la búsqueda de nuevas formas de generar ingresos aportando valor a los clientes.

Pero también cambia el modelo de negocio de las empresas consolidadas

Cuando una empresa consolidada explota su modelo de negocio, los competidores y el propio mercado se mueven. Se comienzan a desarrollar dinámicas en las cuales las relaciones con los clientes, proveedores o incluso, la propia propuesta de valor se debe ir modificando. Es lo normal y supone un balance de fuerzas que se produce entre los distintos participantes en la búsqueda por obtener una mayor parte del volumen de negocio.

Aspectos como son la innovación, gestión económico-financiera, aparición de nuevos socios estratégicos, posibles disrupciones de parte de otros participantes con un alto nivel de innovación tecnológica pueden hacer que sea necesario adaptar o mejor, reajustar, el modelo definido. Esto supone incorporar un nivel de incertidumbre que podrá variar en función de la cultura de la organización y de su forma de afrontar el reto de seguir desarrollándose.

Si estos cambios en el modelo de negocio son definidos y propiciados por la propia empresa, supondrá un impacto más controlado. En cualquier caso, el no modificar nada supone quedar a expensas de que venga un tercero y nos impacte, sin mucha capacidad de reaccionar. Por este motivo, el tener un modelo de negocio rentable no nos da un salvoconducto para sobrevivir en el futuro. Nos da la posibilidad de poder incorporar cambios para hacerlo sobrevivir y adaptarse a un futuro que, se quiera o no, va a impactar de alguna forma en nuestra empresa.

Con todo esto, la idea de que el modelo de negocio es algo vivo, es adaptable y puede ser flexible es una propuesta que nos da una idea de que nada es para siempre. El futuro está aquí, a la vuelta de la esquina y aunque no se quiera, nos va a alcanzar. Ya lo comentó Joseph Schumpeter cuando puso de manifiesto la importancia de la innovación hace más de un siglo en su teoría del desarrollo económico donde manifestaba el comportamiento de los mercados y su relación con la innovación. “Un mercado permanecerá en cambio constante debido a los cambios externos y los producidos por la evolución generada por la innovación”.

 

Nuestros servicios relacionados​​

intraemprendimiento corporate venturing acompañamiento

 

También te puede interesar…

​​

Dilema de la innovación, no llegar tarde Innovación más allá de palabras Qué aplica en el modelo de negocio
Santiago Cantalapiedra Alcoceba
Escrito por Santiago Cantalapiedra Alcoceba

Fundador Cocreanet. Mesetario errante de cepas viejas. Curioso por naturaleza. Aplico innovación en entornos empresariales y sociales, con especial foco en estrategia, tecnología y comercialización. Doy puntos de vista diferentes ante retos complejos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Blog

Si te interesan nuestras historias, suscríbete para recibirlas semanalmente en tu correo

categorias

¿Te hemos ayudado?

Si no te hemos ayudado lo suficiente o tienes un problema con esta temática, contactarnos sin compromiso.